Saltar al contenido

Calcetines térmicos

Calcetines térmicos

Uno de los accesorios indispensables para hacer frente a las bajas temperaturas son los calcetines. Y, cuando hablamos de frío extremo, los calcetines térmicos son la mejor opción para mantener la temperatura de los pies, que es una de las partes del cuerpo más sensibles cuando hace frío.

Descubre los mejores calcetines térmicos en oferta

Cuando pensamos en climas gélidos, lo primero que solemos buscar son guantes, gorros, abrigos gorditos y botas gruesas. Muchas veces, con eso es más que suficiente. Pero en otras ocasiones, aunque tengamos medio armario puesto por encima, y aun teniendo todas esas capas seguimos teniendo frío, si no llevamos unos buenas calcetines térmicos.

La solución al frío, unos buenos calcetines térmicos

¿Por qué pasa esto? ¿Qué es lo que estoy haciendo mal? Si alguna vez te ha pasado, te cuento que la solución al problema, en la mayoría de los casos es un simple par de calcetines térmicos.

En los países nórdicos, el invierno no es cosa de niños. Europa tiene unas temperaturas invernales que pueden llegar a ser incluso inferiores a -40°C. En estas condiciones, dudo bastante que alguien quiera ir por ahí haciéndose el valiente casi sin ropa. Para evitarlo, lo mejor que puedes hacer es ponerte una capa de ropa bien ajustadita al cuerpo, a poder ser térmica, debajo de las capas más gorditas de ropa para evitar perder el calor corporal. Y, ¿con los pies? Hacemos lo mismo, de normal con unos simples calcetines y un calzado bueno lo solucionamos todo, pero cuando hablamos de frío de verdad lo mejor que puedes hacer es comprar unos calcetines térmicos y ponértelos, tus dedos y tus pies te lo agradecerán y evitarás esa sensación de frío generalizado.

Características de los calcetines térmicos

Los calcetines térmicos son elaborados con fibras sintéticas como el poliéster, el nylon, acrílico, lycra, o también de lana merina, tejido que está teniendo mucha popularidad recientemente. Y, ¿por qué estos materiales y no otros como el algodón? Esto se debe a que la naturaleza de estos materiales les permite absorber la humedad de los pies.

A diferencia de los calcetines tradicionales de algodón diseñados en forma cilíndrica, los calcetines térmicos están elaborados de manera que permitan un ajuste perfecto a la forma y contorno del pie. Mayormente, este tipo de calcetín es de talle alto, para garantizar una mejor cobertura y más protección contra el frío.

Las almohadillas el elemento diferenciador de los térmicos

Además, los calcetines térmicos también suelen incluir almohadillas o tejidos dobles para proporción una sensación acolchada en zonas específicas del pie como refuerzo y para proporcionar una mayor comodidad en cada pisada.

Si bien esto varía según su fabricante, generalmente los refuerzos acolchados de estos calcetines se encuentran en la zona de las espinillas, en el talón y en los dedos de los pies.

De esta forma, el acolchado ayuda a mejorar el ajuste del pie dentro del calzado, a la vez que previene los moretones, ampollas y proporciona mayor calidez en las áreas más sensibles.

Tener unos calcetines térmicos bien proporcionados en el área de la caña, el talón y los dedos, ayuda a que los calcetines no se doblen ni se muevan dentro del calzado. De esta forma evitamos sufrir esa terrible incomodidad, que puede hacernos daño o incluso heridas y ampollas.

Al mismo tiempo, los calcetines térmicos se caracterizan por tener un tejido más fino en la zona del empeine. Esto favorece el flujo de sangre hacia los dedos, permitiendo que a mayor fluidez, más calentitos se mantendrán tus pies. Otra particularidad que tienen estos calcetines, es que en ocasiones tienen un poco más de elastómero en el arco del pie, para maximizar el ajuste y que no se nos retuerzan.

Los térmicos unos calcetines que son diferentes para todos

Por último, pero no menos importante, los calcetines térmicos suelen ser anatómicamente diferenciados. Es decir, presentan ligeras diferencias dependiendo de si son diseñados para hombres, para mujeres o incluso para niños.

De manera que presentan ligeras diferencias principalmente en la caña y el arco del pie. Para las mujeres, los calcetines térmicos suelen tener una caña un poco más corta, para los hombres una caña un poco más ancha y alargada, y para los niños, un poco más delgada.

También suele ser muy habitual que el calcetín térmico sea distinto para el pie izquierdo que para el pie derecho, teniendo una forma anatómica más precisa con un mayor ajuste y refuerzo para cada pisada.

Frío y los calcetines térmicos

¿Es buena idea comprar calcetines térmicos para el frío?

Como regla general, el calcetín térmico es alto y se combina con botas especiales para el frío. Hay también a quienes les gusta llevarlos combinados con un par de calcetines gruesos encima, por ejemplo, con calcetines de lana merina que son más delgados, menos ásperos y también mucho más eficientes que los calcetines normales.

De esta forma llevaremos dos pares de calcetines, una unión que nos ayudará a tener los pies lo más calientes posibles sin perder temperatura y sin retener la humedad.

Los calcetines térmicos son unos buenos compañeros para el invierno, o para travesías, escaladas y altitudes donde el frío se impone sobre todo lo que existe, y donde la prioridad es mantener los pies secos y cálidos.

En el mejor de los casos, la necesidad de llevar calcetines térmicos surge por simple cuestión de comodidad. Pero en situaciones más extremas, la importancia aumenta exponencialmente, pues un par de estos calcetines podrían incluso ayudarnos a evitar algún dedo congelado y en situaciones extremas con mucho frío, hielo y nieve incluso evitar la amputación.

¿Qué sientes cuando llevas calcetines térmicos?

Nadie está libre de tener frío en los pies. Aunque estos calcetines son para todo el mundo, los que mayormente los utilizan son los deportistas.

En recorridos montañosos que suelen durar varios días, los calcetines térmicos brindan un secado, permitiendo que aun cuando el agua entre en el calzado, el calcetín pueda secarse rápidamente manteniendo los pies secos y listos para continuar la travesía.

Para hacer trekking, o practicar esquí, snowboard o senderismo, también son muy eficaces los calcetines térmicos, ya que, además de aportar calidez a tus pies, muchos modelos vienen sin costuras o con características anti ampollas o anti rozaduras, además de un acolchado interno de diferente grosor en el área de la planta, puntera y talón, que facilitará la práctica deportiva intensiva.

¿Cuáles son los materiales más habituales en los calcetines térmicos?

Los materiales sintéticos más usados para la confección de estos calcetines, son el Nylon, el acrílico, poliéster, la lycra, el spandex, elastano,  y tejidos como Coolmax, Isofil, Gore Tex o Wickspun. Suelen mezclar variedad de fibras, de manera que se logre aprovechar lo mejor de cada una de ellas:

  • Aquellos que están fabricados en poliéster, tienen un buen control de la humedad y son los más cómodos y suaves al tacto.
  • El nylon por ser un material bastante resistente, se usa más que nada para reforzar las zonas que más rápido se desgastan en los calcetines, como por ejemplo el talón y la espinilla.
  • Otros son diseñados con acrílico como sustituto de la lana. Son suaves y ligeros, y por la naturaleza de este material retienen bien la forma, es decir que no se arrugan ni se pliegan.

¿Por qué utilizar calcetines térmicos en vez de calcetines normales?

¿Sabías que la mayor parte de nuestro calor corporal se escapa de nuestro cuerpo a través de las manos y los pies? Esto se ve considerablemente favorecido debido a que también son nuestros pies, una de las partes del cuerpo que más transpiran. Si te estas moviendo, aun estando fuera en temperaturas bajo cero, tus pies están sudando. Al sudar, la humedad puede quedar acumulada en nuestro cuerpo, sobre todo en los dedos de los pies. Si esto pasa, nuestros pies permanecerán sudados, y mientras esto ocurra nuestros pies se enfriarán con mayor rapidez, sin importar el resto de ropa que tengamos puesta.

¿Son malos los calcetines de algodón para el frío?

Los calcetines tradicionales están fabricados en algodón, este es un tejido que se caracteriza por su durabilidad, elasticidad y frescura, pero para climas fríos, no son tan buenos. El algodón se moja con el sudor que sale de nuestros pies, y lo que pasa después, es que se queda mojado. Acumula la humedad y los calcetines permanecen mojados, lo cual además de ser  muy incómodo, incluso puede acarrear problemas de salud.

Como prevención, cuando te encuentres en climas invernales, la recomendación es: lo primero, huir de los calcetines de algodón, y lo segundo, date prisa en comprar tus calcetines térmicos.

Ventajas del calcetín térmico

Los calcetines son una de las piezas más importantes, así como infravaloradas del equipamiento deportivo, y en general. Unos calcetines incómodos  podrían arruinar fácil y rápidamente un día perfecto en las montañas. Por eso, ha llegado la hora de darles la importancia que se merecen. Estas son algunas de las ventajas de los calcetines térmicos.

  • Destacan por su ligereza y por su capacidad de mantener los pies secos, absorbiendo el sudor y expulsándolo seguidamente.
  • Tienen un lavado sencillo y secado rápido.
  • Aportan una amortiguación en la pisada superior al resto de los calcetines.
  • Se estiran fácilmente proporcionando comodidad y ajuste, a la par que evitan que los calcetines se doblen o se muevan de su lugar.
  • Suelen tener acolchado extra en aquellas zonas donde sobresalen más los huesos, como el tobillo y el empeine. Así como en la espinilla por el choque de la pierna con la bota.
  • El acolchado que tienen, permite aliviar el dolor después de una larga jornada.
  • El soporte de los calcetines térmicos, ayuda a aumentar la comodidad y el rendimiento al disminuir la presión de tus pies, ocasionando también una mejor fatiga.
  • El soporte adicional lo componen tejidos más gruesos y estirados cubriendo normalmente el arco del pie, y en ocasiones el tobillo y el tendón de Aquiles. Este mismo, ayuda a mantener la forma de los pies naturalmente, evitando flexiones incómodas dentro del calzado.
  • Algunos calcetines térmicos tienen características específicas para algunos deportes como el snowboard y el esquí. Esto se hace para maximizar la comodidad y el ajuste del calcetín a los diferentes tipos de calzado que hay específicamente diseñados para cada deporte.

Opiniones sobre los calcetines térmicos

Anteriormente, los calcetines de lana eran quienes acompañaban a los alpinistas en sus travesías. Si bien este es un material que ha ido evolucionando hasta convertirse en una versión mejorada de sí mismo, como lo es la lana merina; los nuevos tejidos sintéticos como el Thermolite, Coolmax y el Gore Tex, son quienes van revolucionando el mercado.

Los calcetines térmicos hoy en día brindan confort y ayudan a mantenerse cálidos y cómodos a quienes los usan. Las opiniones más comunes respecto a los mismos, los califican como unos calcetines efectivos, sumamente abrigados y fáciles de llevar, en unos tiempos no tan fáciles por sí mismos.

Tipos de calcetines térmicos