Saltar al contenido

Calcetines invisibles

Unos calcetines invisibles cumplen con una frase típica de los diseñadores: “menos es más”. La usan para expresar que no necesitas extravagancias y exageraciones, para conseguir que algo sea bueno, como, por ejemplo, los calcetines invisibles.

Calcetines invisibles en oferta

La moda de los calcetines invisibles

Los fabricantes de calcetines han decidido apropiarse de la frase menos, es más, y producir un modelo de calcetín que apoye este movimiento discreto y simple de vestirse. Dejando de lado las medias y calcetines altos que no son para todos los gustos.

Los calcetines invisibles tal como su nombre indica, son un tipo de calcetín muy corto, diseñado de manera que cuando se lleve puesto, no sobresalga ni destaque lo más mínimo por los bordes del calzado.

Por algo habrá sido que alguien en algún momento vió que era buena idea diseñar estos calcetines extra cortos. Si hasta ahora desconocías la existencia o funcionalidad de estos pequeñines, sigue leyendo, y descubre, cuándo y por qué, los calcetines invisibles son una buena elección.

¿Por qué usar un calcetín invisible?

No es que tenga algo de malo dejar que se vean los calcetines que llevas puestos, pero hay veces en las que la ropa que llevas no combina bien con unos calcetines altos y este es el momento perfecto para utilizar calcetines invisibles.

La principal función de un calcetín invisible sin duda no es dar calor al pie. Claro, esto no significa que los calcetines invisibles no protejan el pie, pero este tipo de calcetín surge de la necesidad de mantener protegido el pie, aun cuando llevamos calzado que generalmente se lleve sin calcetas.

Si has tenido ampollas en los pies alguna vez sabrás lo molestas que pueden ser. Y si eres propenso a que te salgan ampollas, probablemente ya hayas descartado por completo la idea de llevar zapatos que no se puedan combinar con calcetines, o que simplemente no los necesiten.

Tipos de calcetines invisibles

Invisibles: un tipo de calcetín perfecto para zapatillas cortas o abiertas

En este caso, tengo buenas noticias. La solución a este problema son un par de calcetines invisibles, y voilà. Usando unos calcetines invisibles, podrás utilizar zapatillas cortas o abiertas, sin cometer ningun delito contra la moda o estética. Además, sin estar incomd@ por rozaduras que ocasionan los zapatos en contacto directo con el pie o por los terribles charcos de sudor que inundan el calzado.

Calcetines invisibles

¿Cuándo usar calcetines invisibles?

No creas que van a ser los calcetines más cómodos para ir a correr a un maratón o los más prácticos para irte de excursión. De hecho, para cada momento hay un tipo de calcetin, pero si nunca te has ido de camping con un par de calcetines invisibles y tienes la tentación de hacerlo, te recomiendo que no lo hagas.

Los calcetines invisibles, son ideales para otro tipo de situaciones, donde lo más importante no sea precisamente mantener el pie cubierto, sino en su lugar, proteger al pie, sin que se note que llevamos algo puesto. Pero como son tan cortitos que ni se ven, no son los calcetines más apropiados para caminatas por el monte o calzado de invierno.

Calcetines invisibles para mujer

Las mujeres son los clientes por defecto de este tipo de calcetines. Claro, que para toda regla existe una excepción, y cada vez más hombres los llevan por lo prácticos que son, sobre todo cuando vas en pantalones cortos. No es que los hombres no puedan llevar calcetines invisibles, simplemente es que los utilizan menos.

Una de las mejores ideas que puede tener un hombre es empezar a utilizar calcetines invisibles, cuando llevan mocasines. Lo mismo cuando van con traje y zapatos de vestir, que, aunque antiguamente se llevaban por norma general con calcetines altos, y llegaban por lo menos hasta la mitad de la pantorrilla, ahora por cuestiones de moda también pueden llevarse con calcetines invisibles. Para quienes sufran de sensibilidad de algún tipo en la zona de los pies, siempre es mucho mejor llevar puestos unos calcetines invisibles antes de pensar siquiera en dejar el pie al descubierto ante las rozaduras del zapato.

Zapatos de tacón o casual: combínalos con tus calcetines invisibles

Para las mujeres que suelen utilizar mucho los zapatos de tacón también son perfectos estos calcetines, ya que los suelen llevar muchísimo tiempo seguido y siempre es más cómodo llevar algún tipo de calcetín. Al llevar esta clase de calzado, no suele quedar bien que se vea el calcetín por fuera, por encima o por los lados del zapato, por lo que un calcetín invisible, además de ser estéticamente perfecto, también lo es por comodidad.

Cuando llevas calzado más casual ocurre lo mismo. Por ejemplo, si llevas un pantalón de pitillo, con unas zapatillas bajitas, unos calcetines altos suelen desentonar bastante. En cambio, unos calcetines invisibles por la sencillez de su diseño, son prácticos y no cambian en absoluto el resultado final que quieras darle a tu “outfit”.

Ventajas de utilizar calcetines invisibles

Los calcetines invisibles son un ejemplo perfecto del tipo de cosas que compras cuando ya es demasiado tarde. ¿Por qué? Bueno, supongamos que compras esos tacones rojos que tanto te han gustado. Esos en los que has invertido la mitad de tu sueldo, y después de llevarlos puestos toda una noche, lo único que quieres es denunciar a la fábrica por diseñar un arma de destrucción masiva que es preciosa, pero que asesina lentamente a tus indefensos deditos.

Esto hubiese sido muy fácil de evitar llevando esa noche un par de calcetines invisibles. Pero es normal, que, si nunca te habían hablado de ellos o no los habías probado, no haya surgido en ti la necesidad de comprártelos.

Gracias a esta curiosa cualidad que tienen algunos zapatos de ser particularmente incómodos, los calcetines invisibles deberían ser un accesorio indispensable en el cajón de cualquier persona. Si aún no estás convencido, aquí tienes algunas de las ventajas que ofrecen los calcetines invisibles:

  • Al ser muy cortos, pasan totalmente desapercibidos.
  • Son la alternativa ideal para cuando quieres mantener tus pies cubiertos, sin que se note que llevas algo puesto.
  • Gracias a su diseño simple y minimalista, no generan molestia alguna al llevarlos.
  • Evitan la acumulación de humedad dentro de la zapatilla al no llevar el pie desnudo.
  • Previenen la aparición de ampollas en los pies.
  • Evitan las molestas rozaduras causadas por el continuo contacto del pie contra la zapatilla.
  • Optimizan la comodidad del calzado en caso de que su diseño sea demasiado rígido u ocasione molestia en los pies.

Encuentra el mejor calcetín invisible

No son para todos los gustos ni para todas las ocasiones. Puede que hasta ahora incluso hayas ignorado su existencia. Pero cuando sean necesarios y no los tengas, creeme que los echarás en falta.

Ya sé que no vas a usar estos calcetines para escalar una montaña o para irte a terminar un decatlón. Tienes que tener en cuenta que la principal característica de estos calcetines es la comodidad y la forma que tienen.

Al comprar calcetines invisibles, tienes que evitar tejidos gordos a menos que tengas unos zapatos que aseguren un espacio algo amplio entre las paredes y el pie, de manera que, por muy corto que sea, no termine siendo tan pequeño que acabe asfixiando al pie. La fibra que más se utiliza para la fabricación de éste tipo de calcetín, es el algodón. Esto se debe a que es un tejido natural, suave, transpirable, fuerte y versátil. Lo que se traduce en comodidad, frescura y durabilidad.

Como siempre, es importante que el ajuste de los calcetines sea el óptimo. Los calcetines tienen que quedar como un anillo al dedo, cómodos y bien ajustados. Algunos calcetines invisibles tienen dedos separados para maximizar esta sensación. Además, cuentan con refuerzo en el área del arco y del talón para permitir un apoyo aún mayor con cada pisada.calcetines invisibles

Por último, pero no menos importante, es determinante que tus calcetines invisibles sean baratos, tengan una buena relación calidad-precio y además sean de la talla adecuada. Es importante asegurarse de elegir la talla de calcetín que se adapte mejor a tu pie, ya que teniendo en cuenta que la idea principal del calcetín es que sea “invisible” elegir unos demasiado grandes no tendría sentido, y unos muy cortos terminarían saliéndose del talón para convertirse en un bulto incómodo dentro del calzado.

Opiniones de los calcetines invisibles

Sin ánimo de ofender a nadie. ¿Cuál es la necesidad de ser mejor todo el tiempo? Se puede ser el centro de atención sin ser extravagante y exagerado. Si vas bien, te van a ver, tanto como si te has vuelto loco y has decidido llevar un vestido hecho con conos de tráfico o de carne … eso sí, con mejores ojos. Bajo nuestra opinión, un estilo simple y minimalista es lo mejor.

Seguramente, si compartes estas ideas, tendrás al menos un par de calcetines invisibles guardados en tu cajón. Si no, sé que después de haber leído esto, querrás tener un montón de ellos.

Estos pequeños ángeles para los pies, fueron creados para protegerlos de la suciedad, de la humedad, de las rozaduras y en general de librarnos de la experiencia desagradable de un zapato duro y mojado sin un intermediario gordo y feo, el calcetín de toda la vida.

Quienes los han usado, tienen unas opiniones de lo más positivas. Adoran lo prácticos y útiles que pueden llegar a ser. Saben que hacerse con unos calcetines invisibles ha sido la solución final para prevenir y acabar con las ampollas causadas por los tacones y las zapatillas cortas. Todo esto, sin dejar de lado la apariencia, y sin sacrificar un conjunto estilizado con un accesorio que podría desentonar completamente.